miércoles, septiembre 24, 2008

Sin ánimo de ser exhaustivo.

Estaba claro que hoy tocaba comentar la entrevista que se realizó ayer noche en radio Marca al incombustible mito, y de la cual el diario correspondiente, así como su rival prisáico, han escogido la misma frase para titularla: "Cada vez será más habitual verme en el banquillo". Pues como decíamos, la prensa parece que empieza a darle la espalda al Baúl de los recuerdos, porque hace un par de años, la frase que hubieran destacado es esa de que todavía le quedan tres años como madridista -y cuando acaben, el contrato vitalicio, que no se nos olvide-, que trabaja mucho, que está ilusionado o cualquier otra que haya soltado.


La verdad, es esa frase que aparece en Marca y AS es cualquier cosa menos "noticia". Que un jugador que ya ha rebasado la treintena, y cuyo rendimiento está siendo penoso desde hace cuatro años, diga que cada vez pasará más tiempo en el banquillo, no es noticia; sino ley de vida. Es lo que le pasa a todos los jugadores una vez comienzan su declive. Nunca dejará de comprenderme cómo todo lo que rodea a Raúl, por muy cotidiano que sea, acaba por convertirse en algo extraordinario. Pero ahí queda. Poco a poco, la otrora prensa adicta va abandonando al ídolo que construyeron. No es noticia, casi nunca lo es nada por lo que dedican una portada a Baúl, pero al menos van allanando el camino. Mejor esto que "Baúl abre el marcador" o "Con Baúl y once más", tan digno de figurar en portada como "Higuaín abre el camino del triunfo" o "Con Zidane y once más", aunque bien es cierto que como estas últimas pocas -por no decir ninguna- se han visto.

Me parece más interesante la siguiente portada, traída a colación por ese mago de la Cruzada que es "Rey de Europa". Corría el año 2005 cuando finalmente el Madrid, a la sazón presidido por Florentino Pérez, se hizo con los servicios del joven crack brasileño que respondía al nombre de Robinho. Tras un culebrón veraniego, gracias al cual el jugador se convirtió en uno de los fichajes más deseados en la reciente historia del club blanco, y que culminó porque el jugador y su agente prescindieron del 40% que le correspondían de la cláusula que debía pagar el Madrid por él, Robinho se incorporó justo a tiempo para debutar en el primer encuentro de aquella Liga, en Cádiz, culminando las expectativas del madridismo. El debate, estaba abierto. Para poner a Robinho en el once titular, el entonces técnico Vanderley Luxemburgo, debía prescindir de alguien. Pero ¿de quién? Marca realizó la consabida entrevista, y el resultado no pudo ser más claro: más de la mitad de los madridistas querían que fuese Baúl quién cediera su puesto a ese jugador que tanto les había esperanzado en la "Tacita de plata".


Tres años después, Robinho era embarcado a las islas británicas con la etiqueta de "borracho" y "juerguista", así como la de "pesetero", mientras que ese mismo jugador al que más de la mitad de la afición quería en el banquillo, se agarraba, cuál garrapata salvaje, a la titularidad, aunque para ello tuviera que llevarse por delante al entrenador, al presidente, a Ronaldo, a Baptista y a su madre, si falta hubiese.

El melínfluo Baúl dice que cada vez será más normal verle en el banquillo; la afición Madridista, hace tres años, quería verle en el banquillo ya. Sabía que debía estar ahí. Un 53, casi un 54%, no puede estar equivocado. No lo estaban, ni lo estamos ahora. ¿Que será habitual verle en el banquillo? Hace años que deseamos verle ahí. Como decía, la portada del Marca no es una noticia, sólo lo sería que el Baúl, tan madridista que dice ser, pertenece a esa minoría que desde hace cuatro años, cree que su presencia en el once titular es una cuestión de vida o muerte para los intereses del club.

6 comentarios:

Logsemán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Logsemán dijo...

Se escribe "exhaustivo" y "melifluo". Que el fervor en la Cruzada no nos haga perder las formas ante el Talirraulismo.

El Rojis dijo...

Con los dos goles de Raúl de esta noche, vamos a vivir un nueva llamada a la Guerra Santa. Habrá que prepararse para la portada del As de mañana...

Yo ya sólo confío en que algún defensa leñero le rompa las dos piernas y definitivamente no pueda jugar, aunque... ¿quién sabe? Tal vez ni aún así logremos librarnos de esta lacra para el madridismo.

Sinceramente, ojalá Schuster tuviera los cojones que tuvo Aragonés.

Por cierto, enhorabuena por el blog, ¡un saludo!

Adolfo dijo...

Como era de esperar, ayer según los medios fue "la noche de Raúl". Van der Vart lo va a flipar cuando vea la prensa. Cuando metió el 7o lo celebró como si hubieramos ganado la Champions.

Tenshi dijo...

A ver, los 2 goles de Raúl son muchísimo más importantes que los 3 de van der vaart. Los de van der vaart solo sirvieron para hundir al sporting y abrir la lata, los realmente importantes fueron el 6º y el 7º, todo el mundo lo sabe.

Tuvieron que ponerle todo el partido, sentando a higuain, que podía haber hecho fácilmente otro hat trick y a robben, que más de lo mismo. Así que ya tiene crédito para otros 7 u 8 partidos (crédito que no tiene nadie más en cualquier liga del mundo).

Buitre_Buitaker dijo...

Se escribe "exhaustivo" y "melifluo". Que el fervor en la Cruzada no nos haga perder las formas ante el Talirraulismo.

____________________________________

Tienes toda la razón.