miércoles, agosto 27, 2008

El Raúl Madrid

Ya es definitivo. El cáncer se ha extendido pudriendo todo el cuerpo del enfermo. El Real Madrid se ha convertido en el Raúl Madrid.

Hace unas temporadas me llamó la atención un comentario que oí en un partido. El Pollo había cometido una falta sobre un rival, una de esas faltas que hace, es decir, trastabillar al contrario intentando llegar a un balón imposible, una de esas que acrecientan el mito para que los asistentes al espectáculo -palillo en boca, caña en la barra y restos de la tapa de callos a la madrileña al lado- pudieran acrecentar la leyenda polleril con los típicos "es que es el único que lucha", "no da un balón por perdido" y demás. El caso es que el comentarista, quizás también con su palillo en la boca, soltó que, independientemente de lo bien o mal que estuviera, Baúl llevaba con mucha dignidad el brazalete y era un representante de lo que suponía jugar en el Madrid, ya que siempre daba la mano al rival tras la falta, dando a entender que se trataba de un lance del juego y ellos eran profesionales. Sí, pero el caso es que el balón se lo quedaba el otro cuando de lo que se trataba era de quitárselo.

Hoy podemos afirmar sin temor a equivocarnos que este espíritu ha impregnado a todo el club por completo. El Madrid, al igual que Baúl es incapaz de quitarle el balón a un rival, es incapaz de fichar a un Cazorla o a un Villa, por el que ha llegado a ofrecer en torno a los ¡50 millones de euros!, pero eso sí, queda como un señor, porque tanto el uno como el otro han conseguido sendas sustanciales mejoras de su contrato gracias al interés del club blanco por hacerse con sus servicios. De nada, chavales. Tampoco podemos retener a Robinho, pero de los cuarenta y tantos millones que pedía el presidente por él nos van a dar con unos treinta... ¡y gracias! El ruso del Chelsea se tiene que estar refregando los ojos. Ver para creer. Él, al que no le importa pagar cantidades astronómicas por jugadores al borde de la retirada que en apenas un año son devueltos a su lugar de origen, pagando una cantidad irrisoria por un jugador como Robinho. No pasa nada, son "lances del juego" y quedamos tan colegas.

¿Cómo es posible que un jugador como Cazorla haya preferido quedarse seis años más en Villarreal antes que ir al Madrid cuando no hace tanto chasqueábamos los dedos y nos llovían de estos? ¿Cómo es posible que Villa prefiera seguir en un club que el año pasado tonteó con la segunda división antes que recalar en el Real Madrid cuando no hace tanto declaraba que le haría mucha ilusión vestir la elástica blanca? ¿Por qué jugadores del montón ya no quieren venir al proclamado "mejor club del siglo XX" por la FIFA? A mí estas preguntas me corroen, sobre todo porque me temo la respuesta. Y no es otra que el hecho de que los profesionales de esto de darle patadas a un balón están muy enterados de lo que se cuece en los vestuarios de los equipos. Qué no habrá dentro del madridista para que todos huyan como alma que lleva el diablo sin fijarse siquiera en la pasta que se les ofrece?

Se dice, se habla, se comenta, que el "mensaje" de los capos del vestuario a los supuestos dirigentes -y cuyos ecos hemos de suponer habrán llegado a los Villas y Cazorlas del mundo- es que hay una peña guay y molona, de colegas de toda la vida, y que traer a uno nuevo pues sería peligroso y tal. Que mejor no tocar mucho el vestuario no vaya a ser que se carguen el rollo dabuten que hay entre ellos, que es exactamente lo mismo que se oía antes de la rajada de Robinho. Sea o no cierto, el caso es que el Raúl Madrid es ya un hecho. Ni Huntelaar, ni Villa ni nadie que le pueda discutir el puesto al Mito. No más extranjeros (a la espera estamos que AS empiece la campaña para llevar a ese deshecho futbolístico llamado Joaquín al Bernabéu) que no son de aquí y no nos entienden. Filigranas con el balón, las justas. Fútbol de arreón y de "Salgado, pásame el pelotón que los arrollo". A morir con las botas puestas remontando contra el Málaga en una parodia de lo que han sido -eso sí, con buen juego aparte de la casta que a cualquier profesional se le supone- nuestras históricas remontadas europeas.

4 comentarios:

retirate 7 dijo...

es muy triste pero todo lo escrito es verdad.los jugadores no vienen porq saben q en muxos casos sus meritos de portivos no van ser valorados,aqui prima el sectarismo y cualquie jugador q venga tiene arrodillarse ante baul!

Killed dijo...

Ni Picasso lo hubiera pintado mejor, ciertamente cierto, sobre todo cuando comentas lo que se cuece dentro del vestuario y quien es el que lleva la primera voz en ese coro de comadronas en que han convertido al club.
Por cierto, tu hace años escribias en algun foro con el nick "J.L. Amblar"?, por curiosidad.

wotton dijo...

grande el mito hoy contra el depor.

retirate 7 dijo...

invito a todos a que leais la noticia q hoy publica El Pais titulada "El madrid exhibe su falta de planes"dde se vincula directamente a raul cn la direccion deportiva y dice q su opinión se tiene más en cuenta q la del entrenador.
vergonzoso q el payaso del presidente le haya dado ese poder a ese mono de baul!!!no le era suficiente con ser el amo y señor de vestuario?
a todo esto sumar una vez mas una actuacion impresionante en riazor...