lunes, marzo 19, 2007

La cofradía se puede meter el clavo ardiente por el c...

Hoy es uno de esos días en los que uno admira a Juanma Trueba. Llenar una página del AS (o así) narrando los partidos del Madrid de esta temporada debe desmotivar un montón, pero el ahí, como un jabato, dando el callo. Yo no sería capaz y mira que cuando quiero me enrollo que es un gusto. Es que debe ser horroroso sentarse delante del monitor, con la pantalla del word en blanco y el cursos parpadeando, y tener que contar lo que fue el partido de ayer. No es que fuera peor que otros de la temporada, no. Pero es que la mayor estafa al madridismo de los últimos años, la Cofradía Prisaíca del Clavo Ardiente y la troupe de payasos del AS habían ayudado a crear unas expectativas exageradas. Y claro, si comes todos los días lentejas, pues comes lentejas; pero si te prometen una mariscada y te ponen las lentejas, pues te desilusionas y hasta te cabreas, se te viene el alma al suelo. Afortunadamente yo no soy Trueba y no estoy obligado a escribir equis número de palabras para ganarme el pan, por lo que cuento el partido como fue: una mierda. ¿Os parece poco? Bueno, pues como dos mierdas. ¿Que hizo el Madrid? Nada, es decir, lo de siempre, esto es, nada. ¿Qué hizo Raúl? Menos. Ya está. Si Juanma Trueba pudiera permitirse esto, la crónica no se prolongaría más de dos líneas y el resto de la página podrían ocuparlas con las chicas del AS. ¿A que estaría bien?

Así que hablaremos del prepartido, que es cuando todavía quedaba ilusión por algo. Aunque fueran los rescoldos de la esperanza de ganar la liga, algo ardía en el corazón del madridismo. Venga, que sí. Por muy escépticos que seamos no podemos huir del machaqueo mediático, y hasta lo mamamos con alegría. Basicamente es lo mismo que hacen con Raúl, sólo que en vez de vendernos un símbolo nos venden una Liga. La Yihad mantiene la esperanza hasta que el árbitro hace sonar el pitido final de que su ídolo marcará algún gol, a los demás se nos esfuma en cuanto conocemos la alineación inicial en la que estaban todos los dueños del club: Raúl, por supuesto, inevitable e inasequible al desaliento -al suyo, al mío, al de todos- y el líder de su guardia pretoriana, Salgado, no tan supuesto cuando en el banquillo se quedó Marcelo. ¿Quo Vadis, Real Madrid, con esta gente? El juego, lo dicho, una mierda. Normal.

Raúl celebró el segundo gol, que en realidad marcó un defensa en propia puerta. Tenía curiosidad por ver a quién se lo habían dado al fin porque en la edición de papel del Marca se lo daban al Capitán Tan. Así que me fui a la web del Marca y miré las estadísticas del Pollo. Pues no, seguía con tres goles en 24 partidos de liga. Sí, tres goles en 24 partidos, en 1839 minutos de juego. ¿Sabéis el porcentaje de acierto del Pollo? Un 8%. ¿Sabéis cuántas veces ha rematado? 36, es decir, 1,5 veces por partido. De esos 36 remates 3 acabaron en goles, 1 fue al palo, 19 a puerta y 13 fuera. ¿Y de la asistencias? Pues 3. Ojo, que hablamos de un delantero (¿?). Ahora viene lo mejor: del capitán tin-tán sus idólatras destacan la lucha incesante y todas esas zarandajas. Pues bien, ¿sabéis cuantos balones ha robado? Ni uno. ¿Y cuántas tarjetas amarillas tiene que haber visto? Porque digo yo que si lucha tanto le deben haber caído unas cuantas. Pues no señor: sólo ha visto una en toda la liga.

Pues con el mimbre de Raúl y el de Salgado vamos a ganar la Liga según Roncero, Gatti, Toñín el Torero y supongo que Groucho Marx y el Loco Carioco. Y nos lo creemos y todo. ¡Ah, y Raúl pichichi y balón de oro!

4 comentarios:

nuevo_cruzado dijo...

Más claro no se puede decir. Chapeuau. Y por cierto, lo de las chicas del AS, ¿dónde hay que firmar?. Bromas aparte, el Madrid matemáticamente puede ser campeón de Liga, pero con el juego que está mostrando será difícil que seamos campeones. De todas formas, y si esto ocurriera, tendría el doble de mérito pues jugamos siempre con 9 o con 10 desde el inicio.

Cid Campeador dijo...

No podría estar más de acuerdo. Por cierto, que hay un error en las estadísticas de Raúl. He ido jornada tras jornada sumando en Marca y tiene 169 pérdidas de balón y 50 recuperaciones, quizá por eso decidieron en Marca no poner nada. Me sumo a la cruzada. ¡Raúl, lárgate de una vez! Por cierto que por primera vez creo que es posible, si viene Schuster, el pollo puede tener los días contados (ya ha dicho Schuster varias veces que se tenía que haber ido hace tiempo). ¡Hala Madrid!

Buitre_Buitaker dijo...

"He ido jornada tras jornada sumando en Marca y tiene 169 pérdidas de balón y 50 recuperaciones"

Sí, a mí también me llamó la atención. Suponía que esa estadística estaba mal, pero ni me molesté en cotejarla con las del AS o algo por el estilo. Total, para qué, ¿para descubrir que recupera un balón por cada tres que pierde? Sólo con ver un partido de Raúl se ve la cantidad de balones que el Pollo loco se queda en el camino. Lo divertido sería ver a un Yihadista de esos que explican la nulidad que es Baúl no por su decadencia, sino por el hecho de no jugar de delantero, de que le sitúen lejos de la portería, vendernos esas estadísticas sólo justificables en un delantero centro.

Respecto a Schuster, me temo lo peor. En realidad, el alemán no es nadie. ¿Con quién ha empatado este tío? Traeríamos al entrenador del Jerez, el Levante y el Getafe, a un técnico que jamás ha jugado en Europa. Llega al vestuario blanco, se le aparece Baúl dándose golpes en el escudo y diciendo que se va a dejar el pellejo, y me parece que el germano cae bajo su hechizo como cayeron antes otros entrenadores.

Cid Campeador dijo...

Espero que no. Schuster es joven e inexperto, pero en baloncesto ese experimento ha funcionado con Joan Plaza. La gente que entiende de verdad de fútbol como Relaño (uno de los pocos que se salva de As) dice que el alemán es un técnico que puede llegar a ser muy bueno. Su apuesta es ofensiva (por tanto Baúl sale perjudicado) y en realidad ya se ha demostrado con creces en todos estos años que el problema no era el entrenador, que hemos tenido 7, sino los jugadores, que su núcleo duro sigue siendo el mismo. Me da igual quien venga con tal de que haga limpieza en ese vestuario, y Schuster me parece mucho más indicado que, por ejemplo, Rafa Benítez, que incluso quiere fichar a Raúl para el Liverpool...